La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

10 puntos clave para garantizar la seguridad en la Red.

Publicado 29/07/2018

La Seguridad en redes tiene el objetivo de mantener el intercambio de información libre de riesgo y proteger los recursos informáticos de los usuarios y las Organizaciones. Generalmente, se encuentra amenazada por riesgos que van de la mano con el aumento del uso de Internet en las Instituciones de todos los ámbitos.

Acerca de la Seguridad en redes existen evidencias estadísticas avaladas por Gartner y Jupiter Media Metrix que señalan que en los Estados Unidos cerca de dos millones de estadounidenses sufrieron estafas durante un periodo de doce meses. En el mismo periodo, las pérdidas directas provocadas en entidades bancarias y consumidores ascendieron a 2,400 millones de dólares. En The Valley Digital Business School han desarrollado 10 puntos clave para garantizar la ciberseguridad en red que desde el Gabinete de Peritos Judiciales queremos transmitir.

1-Atención a la bandeja de entrada. Cuando se recibe un email de procedencia desconocida es aconsejable no pinchar en enlaces ni documentos adjuntos. Asimismo, nunca se debe responder a aquellos correos que pidan facilitar datos personales o bancarios.

2-Apostar por metodologías de pago seguras y privacidad en la cesión de datos. A la hora de adquirir cualquier producto o servicio por Internet es muy importante conocer toda la información de la empresa y del proceso de compra. Es importante que ofrezcan modalidades de pago seguras y no proporcionar más datos de los necesarios.

3-Monitorizar los procesos y establecer medidas de seguridad en las oficinas. Las empresas deben considerar la seguridad de la información corporativa desde un enfoque global. Para ello, deben tener en cuenta tanto los aspectos técnicos como los físicos, organizativos y legales. Hay que educar a los trabajadores en cuanto a seguridad cibernética, implantar patrones de seguridad y monitorizar todo lo que ocurra en la red empresarial para detectar posibles incidencias en el sistema.

4-Leer las condiciones de privacidad de las redes sociales. Al hacer el registro en Facebook, Twitter o Instagram, se acepta una serie de cláusulas que, en general, muy pocas personas leen. Conviene revisarlas antes de aceptarlas. Además, hay que tener en cuenta que la visibilidad aumenta enormemente, por lo que calibrar la configuración de privacidad (la opción por defecto suele ser la menos privada) debe ser el primer paso. También se cuenta con una serie de derechos de usuario que debemos conocer en caso de cualquier incidencia.

5-Elegir contraseñas variadas y robustas. Para reforzar la seguridad conviene establecer contraseñas que tengan más de siete caracteres y que combinen números, letras y símbolos no alfanuméricos como "&" y "%". Escribir alguna mayúscula también puede servir para reforzar la seguridad. Es preferible no utilizar la misma para varios lugares.

6-Salvaguardar los niños de Internet. Existen opciones de control parental a los navegadores que ayudan a evitar que accedan a contenidos inadecuados y que autorizan sólo páginas determinadas. Si se quiere mantener el navegador habitual, es importante tener en cuenta su software de control parental. Conviene, además, no dejar que los niños naveguen sin la supervisión de un adulto.

7-Prevenir un posible ataque. Para evitar lamentaciones, se recomienda hacer copias de seguridad de todos los archivos y ficheros para evitar perderlos en caso de ser víctimas de un malware. Si finalmente se infecta con algún virus, lo conveniente es reiniciar el sistema de forma segura, ejecutar el antivirus y desconectarse de la red para evitar contagiar a otros equipos. También está la opción de conectar el disco duro a un ordenador sano donde poder acceder a un antivirus.

8-Proteger nuestro dispositivo móvil. De igual manera que desde un ordenador, hay que extremar precauciones en teléfonos inteligentes o tablets. Si se navega desde alguno de estos soportes, se debe descargar sólo aplicaciones de confianza y mantener activos el wifi, GPS y Bluetooth únicamente cuando estén en uso.

9-Instalar los medios necesarios para ser inmune. Por ello, es básico contar con un antivirus de calidad que prevenga, detecte y elimine cualquier amenaza informática, además de un firewall que actúe como muro entre Internet y el ordenador impidiendo que el equipo acceda a información nociva o sea víctima de hackers y software malintencionado que puedan afectar a nuestro ordenador.

10-Utilizar redes wifi conocidas y navegar por sitios web seguros. Cada vez hay una mayor proliferación de redes wifi públicas, pero no todas ellas son seguras y por eso no conviene conectarse a aquellas de las que se desconozca su procedencia . Lo mismo ocurre cuando se navega por Internet. Hay que asegurarse de que la dirección web a la que se accede comienza por "https" y tiene un símbolo de candado.

¿Estamos protegidos ante la posibilidad de ser una víctima más de esta ciberdelincuencia?

Compártenos en tus redes

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?