La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

8 medidas de seguridad para implantar el teletrabajo en tiempos de Coronavirus.

Publicado 30/03/2020

El teletrabajo es una forma flexible de organización del trabajo que consiste en el desempeño de la actividad profesional sin la presencia física del trabajador en la empresa durante una parte importante de su horario laboral. Engloba una amplia gama de actividades y puede realizarse a tiempo completo o parcial.

La actividad profesional en el teletrabajo, implica el uso frecuente de métodos de procesamiento electrónico de información, y el uso permanente de algún medio de telecomunicación para el contacto entre el teletrabajador y la empresa.

La situación de alarma producida por el Coronavirus (COVID-19) ha obligado a muchas empresas de todo el mundo a implantar el teletrabajo en muy poco tiempo, lo cual en algunas ocasiones han generado nuevas vulnerabilidades que están aprovechando los ciberdelincuentes para atacar a las organizaciones.

1. Seguir utilizando los dispositivos de la empresa en el teletrabajo. Siempre que sea posible hay que utilizar los dispositivos de la empresa para mantener las políticas de seguridad y utilizarlos solamente para tareas relacionadas con el trabajo.

Si en algún caso no se puede utilizar el dispositivo asignado se deberá informar a la empresa para que pueda tomar las medidas oportunas y adaptar otro dispositivo.

2. Utilizar un EDR para proteger los equipos. Un EDR es un software para monitorizar y responder a las amenazas en los dispositivos de la empresa.

Algunos han ofrecido facilidades para adaptarse a la situación actual como ampliar las licencias para proteger los nuevos dispositivos de la empresa y ofrecer de forma gratuita su versión para ordenadores personales.

3. Cifrar las conexiones de la empresa. Para cifrar y proteger las conexiones a internet de la empresa es recomendable utilizar una VPN fiable.

Además los recursos en la nube deben estar protegidos por un certificado SSL.

4. Forzar el uso de doble factor de autenticación Para acceder a los recursos online de la empresa hay que reforzar la seguridad que ya tenemos con las contraseñas pero hay que forzar el uso del doble factor de autenticación.

Gracias a esta medida se logra minimizar considerablemente los accesos no autorizados.

5. Cifra los dispositivos. En casa no tenemos las medidas de seguridad física que tenemos en la oficina. Por este motivo se vuelve más importante cifrar los dispositivos para evitar que alguien acceda a la información en caso de robo o extravío.

6. Realizar copias de seguridad. Dado que el hogar es un entorno menos controlado que la empresa, se vuelve más importante realizar copias de seguridad periódicas para evitar pérdidas de información caso de que el dispositivo falle.

7. Audita las medidas de ciberseguridad en el teletrabajo. Aunque estas medidas de ciberseguridad son muy útiles para proteger la empresa en el teletrabajo, es necesario que se auditen para asegurar la correcta implantación de estas y realizar otras comprobaciones técnicas necesarias.

Por ese motivo hemos implantado la auditoría de ciberseguridad en el teletrabajo que adapta los servicios para evaluar de forma ágil la seguridad en el teletrabajo e implantar las medidas para solucionarlo.

8. Forma a los empleados en ciberseguridad para el teletrabajo Los empleados se enfrentan a un entorno con amenazas que desconocen por lo que son un vector de ataque aprovechan los ciberdelincuentes.

Para que las medidas implantadas sean eficaces es necesario formar a los empleados para que aprendan a utilizar el teletrabajo de forma eficiente y segura.

Compártenos en tus redes

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?