La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Cómo prevenir la impugnación de una evidencia digital.

Publicado 18/05/2019

La prueba electrónica o digital es toda información con valor probatorio contenida en un medio electrónico o transmitida por dicho medio. El papel y otros elementos tangibles no son las únicas pruebas admitidas en los tribunales. Por ejemplo, la prueba electrónica es un ejemplo de este cambio. La nueva era digital ha cambiado sustancialmente nuestra manera de comunicarnos. Esto ha afectado en el formato de la información probatoria que se presenta durante un proceso civil, penal, laboral o administrativo.

Como la precisión de una prueba, incluida la digital, es responsable del demandante siempre que impugne la evidencia digital, al menos se le puede solicitar a la otra parte que garantice fecha cierta e integridad. Por supuesto, estos no son los únicos aspectos clave de una prueba digital, pero nos centraremos en esta publicación.

Facturas y albaranes digitales, contratos remitidos por email e incluso conversaciones de WhatsApp, son información susceptible de convertirse en una prueba judicial en el caso de que las circunstancias así lo exijan.

Pero ¿cuál es el tratamiento que recibe la información cuando no encaja dentro de los estándares del soporte físico convencional? Como ya sabemos, todo el contenido digital se puede manipular fácilmente accediendo solo al dispositivo o archivo que contiene la imagen o el video. El problema más difícil en el dominio digital es que es muy difícil detectar si la foto o el video han sido manipulados, y aquí encontramos el problema de la integridad de la evidencia.

La cuestion legal

Estos aspectos son muy importantes cuando se trata de dar valor legal a una prueba o evidencia, como una foto o un video ante un abogado o juez.

Entonces, ¿cómo podemos certificar una fecha específica de una foto digital? ¿Cómo podemos detectar una manipulación de un video digital? Consciente de estos y muchos otros problemas, la Unión Europea (1999-1993 / CE) ha trabajado durante casi 20 años en las leyes de firma digital y armonización entre los 28 países miembros de la UE, brindando algunas soluciones a lo que estamos discutiendo. Este Reglamento, que entró en vigor en julio de 2016, se denomina Reglamento eIDAS y es vinculante para todos los Estados miembros (Nº 910/2014).

Mientras tanto, España, al igual que los otros 27 Estados miembros, ha promulgado varias leyes de firma electrónica en virtud de la legislación europea mencionada anteriormente.

Por ejemplo, entre muchas, estas dos leyes básicas: la Ley 59/2003, de 19 de diciembre, sobre la firma electrónica y el Real Decreto 1671/2009, de 6 de noviembre, en parte,la Ley 11/2007, de 22 de junio, sobre el acceso electrónico de los ciudadanos. a los servicios públicos.

Como resultado de toda esta relación de leyes, el legislador ha elaborado una lista de "PROVEEDORES DE SERVICIOS ELECTRÓNICOS DE CONFIANZA CUALIFICADOS" de cada país y una lista a nivel europeo.

Estos proveedores de servicios están autorizados para certificar una o más características legalmente relevantes de una foto o video, por ejemplo. Con una fecha y la integridad real.

La parte legal fue resuelta. Ahora vamos a dar una breve descripción de cómo se implementará la solución con las tecnologías disponibles para los proveedores de servicios.

La evidencia digital a través de este proceso, al final y con la observación oportuna, es bastante obvio que el documento ha sido cambiado, sin dejar ninguna duda de que se aprobó anteriormente después de la certificación. En este caso, se puede decir que se alcanza el valor evidencial máximo, un valor legal que se confirma en términos de la "integridad" y la "fecha verdadera" de la foto o el video.

El proceso implica hacer una huella digital (hash) de la foto o el video en el momento de la certificación, esta impresión se envía al proveedor de servicios de Certificación y responde con un sobre firmado digitalmente por el certificador, la fecha contiene el reconocimiento específico y la primera huella digital Asegura que el documento ya estaba presente después de la certificación (fecha específica) y se probó una posible manipulación con la certeza necesaria. Este proceso se conoce como "Marca de tiempo calificada" o "Qualified Timestamping”.

Durante la realización de la prueba pericial informática se emplean los conocimientos del ingeniero en informática. Además de herramientas digitales que sirven para acreditar la evidencia de unos hechos cuya naturaleza es electrónica. El perito informático forense se compromete, bajo juramento de decir verdad, a presentar al juez los datos reales. Evidencias e indicios digitales recabados durante su estudio de las pruebas para confirmar su validez.

Compártenos en tus redes

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?