La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

La prueba sustancial en una peritación de sistemas ERP.

Publicado 13/01/2020

Voy a comenzar este post hablando del concepto legal de prueba y de prueba sustancial que define la Wikipedia https://es.wikipedia.org/wiki/Prueba_(derecho) : “…La prueba, en Derecho, es todo motivo o razón aportado al proceso por los medios y procedimientos aceptados en la ley para llevarle al juez al convencimiento de la certeza sobre los hechos discutidos en un procedimiento. Ciertos autores le asignan a la prueba el fin de establecer la verdad de los hechos y no solamente el convencimiento al juez.

Desde un punto de vista procesal, la prueba se aprecia desde tres aspectos: desde su manifestación formal, esto es, medios de prueba; desde su manifestación sustancial, es decir, los hechos que se prueban y desde el punto de vista del resultado subjetivo, el convencimiento en la mente del tribunal.​ En cuanto a la primera manifestación los medios de prueba son los vehículos a través de los cuales probamos un hecho, objeto o circunstancia y están establecidos en la ley como testimonios, peritajes, inspecciones, etcétera, mientras que la manifestación sustancial hace referencia a los hechos que se quieren probar a través de esos medios, como por ejemplo, la existencia de un contrato, comisión de una infracción, etcétera.

Se pueden probar todos los hechos, a excepción de los hechos negativos sustanciales y de los hechos que son moral y físicamente imposibles. En un proceso judicial se deben probar los hechos que son objeto de litigio, teniendo generalmente la carga de la prueba aquél que ha afirmado un hecho que no ha sido admitido por la contraparte.

Hace unos días, una asesoría laboral y fiscal me llamó por una incidencia que yo calificaría de muy grave. Esta empresa que cuenta con aproximadamente 500 clientes Pymes, opera con un ERP de un fabricante de primera línea en este tipo de aplicativos y debido a un proceso de actualización llevado a cabo por la empresa fabricante en cuestión, desaparecieron las copias de seguridad y bases de datos desde mayo de 2018 a Noviembre de 2019.

En la reunión preliminar con la abogada de la Asesoría me preguntaba si se presentarían pruebas sustanciales que realmente afirmen razones necesarias y suficientes para imputar negligencia por parte de la empresa de mantenimiento.

Según la definición que hemos visto anteriormente necesitamos de pruebas que evidencien con razón suficiente la demanda o la contestación a la demanda, de lo contrario no podremos demostrar la verdad probada. En este sentido podríamos añadir el adjetivo sustancial que, tal y como comentaba con la abogada de mi cliente estaríamos centrando el análisis a determinar si realmente las pruebas presentadas tienen un peso o características para que, en sí mismas, puedan demostrar una razón indiscutible para que el cliente haya demando al partner.

El punto de vista de un Perito informático

Desde mi punto de vista como perito informático y en este caso como perito de parte del cliente/usuario del ERP, quisiera exponer al lector una serie de pruebas sustanciales que podrían determinar causas lo suficientemente potentes para finalizar unilateralmente un contrato o proyecto de implantación de ERP:

Desde el lado del partner ERP:

  • Falta de dedicación de recursos o recursos incompetentes.
  • Errores o fallos que imposibilitan en un grado importante el uso del ERP.
  • Excesiva cantidad de errores o fallos que imposibilitan el uso del mismo.
  • Retrasos en la resolución de incidencias clave excesivos e injustificados que repercuten en la productividad u otros del cliente.
  • Negligencia en el proceso de ainstalación del software y/o actualización del miemo.
  • Incumplimiento de cláusulas clave del contrato como por ejemplo alcance del mismo no alcanzado por un gap o distancia importante.

Desde el lado del cliente Asesoría:

  • Falta de dedicación al mismo por los responsables internos.
  • Requisitos mal definidos desde el inicio o cambiantes a lo largo del proyecto.
  • Retraso en la atención al partner en sus necesidades. Por ejemplo definir un proceso de cálculo de costes, no realizar las pruebas que el partner solicita…
  • No adaptarse a un nuevo programa en base a la inercia o costumbre de uno anterior.
  • No haber dedicado suficiente tiempo para seleccionar el ERP que más se adapta a sus necesidades.

En contra posición, lo que me he encontrado en esta pericial de parte, son errores o cuestiones que justifican la demanda por los daños y perjuicios soportados por la Asesoría en cuanto a:

  • Pérdida irrecuperable de las bases de datos de 500 clientes de Mayo de 2018 a Noviembre de 2019.
  • Contratación de personal externo para rehacer las bases de datos.
  • Retrasos en la confección de nóminas y plazos fiscales de las empresas clientes.
  • Pérdida de confianza de los empleados en los procedimientos implantados en el ERP.
  • Pérdida absoluta de confianza entre los clientes de la asesoría por un grave brecha de seguridad.

Conclusión

En resumen cliente y/o partner deben reflexionar antes de finalizar un contrato y presentar una demanda si las pruebas son sustanciales y representan un fundamento tangible de las malas praxis del contrario.

Compártenos en tus redes

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?