La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Las otras redes: Deep Web y Dark Web.

Publicado 21/07/2019

La Deep Web hace referencia al contenido no indexado en la llamada Web superficial, que es la que habitualmente utilizan los usuarios de la red. Suele ser más conocida por su temática cibercriminal y para los negocios ilícitos, no obstante, se alojan en ella multitud de datos que sin tener nada que ver con delitos requieren una cierta protección y privacidad. El volumen de información que circula es inmenso y se estima que es miles de veces la parte visible de Internet. Cuando se ingresa a un buscador y se realiza una consulta, el buscador no recorre la totalidad de internet en busca de las posibles respuestas, sino que busca en su propia base de datos, que ha sido generada e indexada previamente. Se utiliza el término «araña web» o robots inteligentes que van haciendo búsquedas por enlaces de hipertexto de página en página, registrando la información ahí disponible.

Con el tiempo, la Deep Web comenzó a dar cobijo a personas que buscaban proteger su identidad. Esta zona oscura de internet se denomina Darknet y habitualmente se suele acceder a ella a través de Tor, un software de código libre creado inicialmente por el ejército estadounidense Además de su faceta criminal, también es empleada por entidades públicas, periodistas y disidentes de todo el mundo.A mediados de 2011 apareció por primera vez un anuncio de Silk Road. Se trataba de un foro en el que se podía intercambiar todo tipo de mercancías, pero su producto estrella eran las drogas. Con un catálogo de más de 13.000 artículos que iban desde cocaína, LSD, MDMA y con envío gratis y rápido, no tardaron mucho en salir a la luz pública, principalmente porque no se escondían y su nivel de organización y sofisticación eran una novedad en comparación con lo que se venía viendo a diario en cuanto a venta de drogas. Sus beneficios rondaban los 1.200 millones de dólares en ventas, con una cartera de clientes de casi un millón de usuarios.

La base de este tipo de negocios y su primera barrera para evitar el seguimiento de las fuerzas de seguridad es el Bitcoin, una moneda virtual que favorece el anonimato en las transacciones a la vez que dificulta su rastreo. Este tipo de divisa emplea un código criptográfico que se trasmite a través de un registro denominado Blockchain o Cadena de Bloques, como si fuera un libro de cuentas virtual que guarda todas las transacciones desde la creación de la criptomoneda.

El líder de esta comunidad conocido con el sobrenombre Dread Pirate Roberts fue detenido en 2013 en una operación conjunta del FBI y la DEA con nombre en clave “Marco Polo”. Su verdadera identidad era la de Ross Ulbrtich, joven licenciado en Física de 29 años de edad. Fue condenado a dos cadenas perpetuas en febrero de 2015.

Se estima que la internet profunda es 500 veces mayor que la internet superficial, siendo el 95 % de esta información públicamente inaccesible.

Lo llamativo de este caso es que detrás de todo este mercado de drogas existe una ideología que propugnaba el fin de la violencia provocada por la guerra contra las drogas.

El hecho de que las compras a través de esta red se basaran en un sistema de valoraciones por parte de los usuarios hacía que los vendedores tuvieran que asumir la responsabilidad por la calidad de sus productos a la venta. Los investigadores del FBI descubrieron que no solo se traficaba con drogas de manera “pacífica” sino que se hicieron varios encargos de asesinato a profesionales para silenciar a miembros detenidos o como consecuencia de negocios fallidos con ciertas bandas.

Una vez cerrada está página no tardó mucho tiempo en volver a abrirse con otro Dread Pirate Roberts al mando, convirtiéndose en un título hereditario separado de la identidad de la persona que lo ostenta.

Motivos por los que los motores de búsqueda no pueden indexar algunas páginas:

  • Web contextual: páginas cuyo contenido varía dependiendo del contexto (por ejemplo, la dirección IP del cliente, de las visitas anteriores, etc.).
  • Contenido dinámico: páginas dinámicas obtenidas como respuesta a parámetros, por ejemplo, datos enviados a través de un formulario.
  • Contenido de acceso restringido: páginas protegidas con contraseña, contenido protegido por un Captcha, etc.
  • Contenido No HTML: contenido textual en archivos multimedia, otras extensiones como exe, rar, zip, etc.
  • Software: Contenido oculto intencionadamente, que requiere un programa o protocolo específico para poder acceder (ejemplos: Tor, I2P)
  • Páginas no enlazadas: páginas que los buscadores no tienen referencia de su existencia, por ejemplo, páginas que no tienen enlaces desde otras páginas.

Esta situación provoca ciertas dudas sobre cómo actuar sobre este tipo de negocios que gozan de una privacidad absoluta y abre el polémico debate sobre la privacidad frente a la seguridad, tanto en Internet como en el espacio físico.

Es habitual confundir la Deep Web y Dark Web, aunque son dos capas muy diferentes. Si la Deep Web representa el 90% de Internet, la Dark Web ocuparía sólo el 0,1% del total, siendo un contenido que se ha ocultado de manera intencionada. Se utilizan dominios propios (por ejemplo .onion o .i2p) y sólo se puede acceder mediante programas como Tor.

Aquí sí que se cumple la imagen de una zona de Internet en la que poder encontrar las actividades ilegales descritas anteriormente. Obviamente, este tipo de contenidos tampoco son indexados por los buscadores. Como vemos, la Dark Web forma parte de la Deep Web, pero son dos cosas totalmente diferentes.

Antes de adentrarnos en la Deep Web y en la Dark Web, lo mejor será informarse bien. Si no sabemos realmente lo que estamos haciendo, lo mejor será quedarse en la zona de Internet que conocemos y evitar posibles sustos.

Compártenos en tus redes

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?