La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Peritos y peritos judiciales

Publicado 20/07/2021

Un perito, ya sea judicial o no, es un profesional clave cuyo trabajo puede ayudarnos en muchas situaciones. Por ello es importante conocer en qué consiste el trabajo que realizan y qué situaciones son las que requieren su contratación.

Qué es un Perito. Un perito es un profesional con dotes y conocimientos expertos en un área específica. Gracias a su amplio conocimiento en una área determinada, es capaz de asesorar y servir como consulta en aquellos conflictos dentro del área en la que es experto.

Este tipo de profesional cuenta con estudios superiores y toda la información que otorga al jurado se expone bajo juramento de veracidad.es por esto que, sabemos que el perito no da su opinión por realiza suposiciones vagas sino que basa los datos en estudios muy complejos y en su experiencia y formación. De esta forma, el juez obtiene datos e información que le sirve como base o como ayuda para resolver un caso y dictar sentencia.

Al mismo tiempo, el perito judicial no solo es un experto más en el área donde ha obtenido su titulación sino que es una figura considerada clave dentro de cualquier procedimiento judicial, ya que permite dilucidar cierto tipo de pruebas y aclarar fuentes y datos que determinarán la sentencia favorable o no del acusado, es decir, su inocencia o culpabilidad

Existe una diferencia clave entre el perito judicial y el perito a secas. Es posible que el profesional sea un perito en un campo en concreto pero sin embargo no tenga conocimientos judiciales y no ejercer como perito judicial. El perito tiene conocimientos amplios en un campo en concreto pero a diferencia del perito judicial no media durante un juicio específicamente.

Existen peritos médicos, inmobiliarios, informáticos o de seguros que no tienen por qué participar durante un juicio, simplemente son expertos en este campo y pueden asesorar a cualquier cliente.  Por otra parte, el perito judicial tiene el reconocimiento del  órgano judicial y es capaz de presentar informes periciales con el fin de ayudar a la resolución de algunos casos. Este último tipo de perito está a disposición del juez y deberá establecer todas las técnicas estén en su mano ahora aclarar cualquier tipo de duda sobre las pruebas.

Cuando hablamos de las funciones del perito debemos tener en cuenta que hay una empezar de resultar obvio es la que define su trabajo, la peritación o peritaje. La aplicación consiste la valoración  y comprobación por parte del perito de los aspectos relacionados con su ámbito  dentro de un caso judicial o extrajudicial.

El perito debe realizar una investigación exhaustiva y reunir todo tipo de pruebas que estén a su alcance para determinar cada detalle que pueda  ser crucial para la resolución del juicio.  a través de esta información, el perito podrá elaborar un informe  felicidad qué será fundamental para la investigación y que debe tener una serie de características fundamentales entre las que se encuentra su carácter objetivo y su base empírica. Además deberán demostrarse todas estas conclusiones o pruebas  que se hayan obtenido.

Al mismo tiempo,  el perito deberá exponer todos los materiales, la metodología y las pruebas que haya utilizado para realizar su estudio y que le han llevado a la conclusión que ha expuesto al órgano u órganos judiciales.

Además, entre las funciones del perito judicial se encuentra el asesoramiento del juez, ya que además de transmitir sus conocimientos debe explicarlos de forma que todo el jurado los comprendo y resolver todas las dudas  que puedan surgir por parte del órgano judicial.

Finalmente, es muy importante el secreto de  confidencialidad que debe asumir el perito,  así como la preservación de todos los datos y pruebas que utilice durante su trabajo para elaborar el informe pericial.

El informe pericial es un documento redactado por el perito pero el que expone todas aquellas conclusiones como consecuencia de su trabajo de investigación del caso judicial. Los datos expuestos por el perito se establecen a raíz de su formación en un área técnica en concreto.

El informe pericial es solicitado por el juez en el caso de que existan ciertos conocimientos científicos o técnicos que requieran de un especialista en la materia. Se trata de un elemento que puede ser considerado como prueba en un juicio, por lo que debe exponer los hechos de forma veraz y resolver cualquier cuestión técnica que no pueda resolver de forma natural el juez ni solucionar cualquier profesional que no tenga conocimientos en el ámbito en el que se desarrolla la prueba, como la medicina, la ingeniería o cualquier otra área.

En el informe pericial, el perito se encargará de extraer todas las conclusiones posibles de las pruebas que se le presenten de forma objetiva y a través de una metodología empírica.

La estructura de este informe no está definida por unos parámetros específicos aunque debe seguir un cierto tipo de pautas que determinan cómo debe elaborarse y los pasos que se deben seguirse para dicha elaboración.

El informe debe ser claro y preciso y evitar utilizar un lenguaje demasiado complejo con elementos que puedan ser considerados triviales. Al mismo tiempo, el informe no debe ser extremadamente extenso ni demasiado corto sino que debe recoger todos los aspectos evitando cualquier tipo de tautología.

 

Compártenos en tus redes

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?